miércoles, 14 de septiembre de 2011

PAULA,,MI PRINCESA GRANDE, CUMPLES 12 AÑOS

Recuerdo con todo detalle el momento de tu nacimiento, cómo sentí tu calor sobre mi cuerpo cuando diste tu primer respiro, esos preciosos ojitos que intentaban mirarme y que, entre sombras, veían a aquella persona que más tarde llamarías “mamá”. Es el nombre más bonito que he oído nunca, sobre todo dicho por ti.




Eras mi cosita chiquitita, mi bebé tierna, gordita y sonriente. Sigues siendo igual de preciosa y dulce y siempre serás mi niña, aunque tus diez años recién cumplidos te confieran madurez al rostro y al carácter...Siempre seguirás siendo mi niña.



Hoy es un día de nostalgia, recuerdos, alegría, orgullo e ilusión.



Nostalgia por esa infancia de la que cada vez queda menos rastro y que nunca volveré a disfrutar contigo.



Recuerdos por todos los momentos grabados en mi mente donde hemos disfrutado, reído, llorado y jugado.



Alegría de verte crecer sana y feliz.



Orgullo porque eres una persona con muchas cualidades y buenos sentimientos. Porque sé que vas a ser una mujer preocupada por el bienestar de los demás, que gozarás de mucha empatía y prodigarás atenciones a quienes las necesiten.



Ilusión de seguir acompañándote en este viaje, que es la Vida, dándote la mano si la necesitas, permitiendo que tengas iniciativa y decisión para elegir tus propios caminos. Ilusión por ver cómo maduras cada día, cómo afianzas grandes lazos de amistad, descubres el amor, te independizas, encuentras trabajo, formas una familia...Por poder ver día a día y año tras año cómo te conviertes en una persona adulta. No creas que tengo prisa, todo lo contrario...pero me emociona saber que voy a poder estar contigo en cada nuevo capítulo de tu crecimiento.



Sabes que confío en ti y deseo que tú también confíes en mí. Sé que cada vez te cuesta más, que intentas tener una parcela de tu vida que sea privada y que no crees que me incumba. Y lo entiendo. Sólo te recuerdo que me puedes pedir ayuda, consejo u opinión cada vez que quieras. Ayudaré a sanar no sólo tus heridas físicas, sino también las emocionales y estaré siempre a tu lado. Nunca me defraudarás, y lo sabes. Porque te he enseñado que de los errores se aprende y que es inevitable cometerlos.



¿Sabes? Cuando me hablas de que te quieres hacer dentro de un tiempo piercings o tatuajes, cuando me hablas sobre maquillaje y manicura, pienso “¡El tiempo pasa demasiado rápido!”. Cuando me pides que te haga dos coletas y veo que necesito que te sientes para hacértelas porque casi eres tan alta como yo pienso “¡Mi hija crece a pasos agigantados!” y me preocupa lo rápido que te haces mayor...pero esa sensación se disipa cuando te veo jugando con tu colección de Littlest Pet Shop o con tu hermana pequeña. Cuando veo que algunas noches me pides que te haga un rato compañía hasta que te duermes o cuando te acurrucas a mí en el sofá y te me abrazas con fuerza, igual que hacías siendo más pequeña.



Gracias, paula por haber permitido que disfrute tanto siendo Madre, por todo lo que me has dado a nivel emocional...No te imaginas el enorme espacio que ocupas en mi corazón, todo lo que supone tu existencia para mí, cómo disfruto de cada beso de buenas noches, de cada carcajada a tu lado, de cada abrazo que me das...Eres alguien muy pero que muy especial para todos aquéllos que estamos a tu lado y te queremos.



Espero que valores tan positivamente como yo tus primeros 12 años de vida. Yo creo que han sido los mejores 12 años de la mía.



TE QUIERO. FELIZ CUMPLEAÑOS



1 comentario:

Laura dijo...

que bonito,Paula es maravillosa porque tiene al lado una madre que es maravillosa, FELICIDADES!!!